Sales de baño | Relajantes y efervescentes

con aroma a lavanda y rosas

Las mezclas de sales de Himalaya y sales Epsom ayuda a hidratar la piel y promueve la circulación sanguínea.

El magnesio en las sales Epsom ayuda a reducir la inflamación, y los minerales y oligoelementos en las sales de Himalaya ayudan a equilibrar el pH, suavizar la piel y prevenir las arrugas.

Sales himalaya, sales de baño Epsom, esencia aromática de lavanda, esencia aromática de rosas, pétalos de rosa BIO, pupurri flores variadas, pigmento rojo alimentario.

Disueltos en agua tibia, las sales de baño Epsom junto a las sales de Himalaya, ayudan a nuestro organismo a liberar toxinas. Tienen un efecto peeling sobre la piel liberándola de las células muertas, mejorando su aspecto (pequeñas imperfecciones y heridas).

Aportan magnesio que es absorbido y ayuda a desinflamar los músculos, a la renovación celular.

De agradable aroma y textura (sales Epsom de grano fino), estimulan la sensación de calma y relajación mental (muy apropiado como producto Spa).

Llena la bañera (o el recipiente deseado) con agua caliente. Luego, agrega una o dos tazas de sales de baño y mezcla para que se disuelvan. Después, entra al baño y disfruta del tiempo que desees. Finalmente, ducha para enjuagarte. Si deseas, también puedes agregar aceites esenciales para una experiencia de baño aún más relajante.

Las sales de baño deben conservarse en un lugar fresco y seco lejos de la luz directa del sol. Se recomienda también evitar la humedad excesiva para prevenir la descomposición de los minerales.